¿Qué debo hacer para vender mi propiedad? - 1. Decidir si vale la pena vender.

Siguiendo el artículo en mi newsletter anterior con los pasos para vender una propiedad en la Costa del Sol, el primer punto era “Decidir si vale la pena venderla o no” y sobre ello trata este artículo.

Para poder decidir si vender o no una propiedad, hace falta disponer de información adecuada y completa para que dicha decisión extremadamente importante se tome de forma informada. Esa información se centraría en tres puntos:

1.- ¿Cómo esta el mercado? ¿Es un mercado de vendedores o de compradores? ¿Cómo esta el inventario de propiedades en venta?¿Están subiendo o bajando los precios? Aunque alguna de la información es pública, no esta fácilmente accesible al público general. En general, es mejor buscarla por internet en forma de artículos o gráficos publicados en periódicos locales o por agentes inmobiliarios locales. Sin embargo, hay que estar seguros de algo muy importante: hay que estar seguro que dicha información se refiere al mercado inmobiliario local ya que la información para el conjunto de España o para el centro de una gran ciudad puede ser completamente diferente y dar lugar a conclusiones erróneas. Los mercados inmobiliarios locales pueden ser diferentes incluso de un pueblo al de al lado. Por ejemplo, para clientes interesados en Benahavís o Marbella, dicha información esta accesible en mi web www.alfonsolacruz.com.

2.- ¿Es la mejor temporada o mes para vender? Esto también depende mucho de la ubicación de la propiedad. La temporada alta de ventas puede no ser la misma en una gran ciudad que en una población de costa. Para conocer este dato lo mejor es hablar con un agente inmobiliario profesional en la zona. Por ejemplo, en Marbella, las mejores épocas suelen ser la primavera y el otoño aunque el verano puede ser también bueno al tener muchos visitantes que están en la zona disfrutando de sus vacaciones estivales. En cambio, en Benahavís, es principalmente primavera y otoño con mucho menos tráfico de compradores en verano.

3.- ¿Se han hecho las cuentas? ¿Cuánto queda neto tras la venta? Para poder hacer los cálculos hace falta conocer las deudas, si las hay, pendientes, lo que queda por pagar de la hipoteca, las facturas de los abogados, notarios y agentes inmobiliarios, la Plusvalía municipal y el impuesto de ganancia de capital (que se paga con la renta del año), o sea, lo recibido menos los gastos asociados a la operación.

  • Las deudas pendientes pueden ser de las empresas suministradoras, de la comunidad de propietarios, de IBI o basura. Contactando con las compañías suministradoras, el administrador de la comunidad y el Patronato de Recaudación Provincial se pueden conseguir las cantidades adeudadas.
  • En cuanto a la hipoteca, se le pedirá al banco un detalle de la cantidad pendiente al día de la venta (estimado).
  • La Pulvalia es un impuesto que se paga al Ayuntamiento cuando se vende la propiedad. Un agente inmobiliario, un abogado o directamente el Ayuntamiento pueden dar una estimación de la cantidad de dicho impuesto.
  • El impuesto de Ganancia de Capital depende del beneficio que se obtenga al vender la propiedad. Dicho beneficio es la diferencia entre el precio de venta y lo que se pago en su día a lo que hay que deducir ciertos gastos que pueden incluir las minutas de los abogados, notarios y agentes inmobiliarios e inversiones en la propia propiedad. Para poder deducir dichos gastos tienen que estar justificados con las correspondientes facturas.